Skip to content Skip to footer

Política de cookies

El acceso a este sitio web implica la aceptación de la política de cookies. Te recordamos que en este portal de criptomonedas hacemos uso de cookies propias y de terceros, lo que implica la recopilación de información general y no vinculativa del usuario.  La aceptación de esta política de cookies supone un intercambio de información entre el usuario y el servidor —en ningún caso se trata de información comprometida, como explicamos en este documento—. Las cookies forman parte de los medios que utilizamos para proceder a la recopilación de los datos de carácter no identificativo del usuario. Es importante que sigas leyendo para saber cómo utilizamos las cookies para llevar a cabo la recopilación de la información y con qué fines.

Te informamos, así mismo, que la Agencia Española de Protección de Datos establece un reglamento sobre las cookies bajo el nombre de Guía sobre el uso de las cookies. Este documento proporciona información de gran interés para los usuarios con respecto a estos ficheros de rastreo, su funcionamiento, para qué sirven, cuestiones legales y mucho más.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son archivos de texto que se instalan en los diferentes navegadores de los usuarios (del ordenador y en smartphones) de manera automática. Estos ficheros tienen como fin mejorar la experiencia de navegación en cada página web, así como de los servicios propios o de terceros que se ofrecen en el portal. Las cookies actúan de manera automática recopilando información sobre las preferencias de los usuarios —como es el caso del país y del idioma, a través de la dirección IP—, así como también la información estadística, como las páginas web que fueron visitadas inmediatamente antes o después de acceder a la web y las páginas que se visitan en este portal. En cualquier caso, estos archivos nos trabajan nunca con información personal o vinculativa, ni información que pueda comprometer al usuario —como emails, tarjetas de crédito…—. El fin de las cookies es meramente funcional y/o estadístico.

Las cookies no son virus, ni troyanos, tampoco spam o softwares malintencionados. Estas cuentan con su legislación específica y sus funciones concretas reguladas por la ley. Las cookies no cumplen con la función de abrir pestañas pop-up en el navegador de los usuarios.

¿Qué tipos de cookies hay?

En función de la información que recopilan, las cookies pueden ser:

  • Cookies técnicas: La información que es recopilada por estas se utiliza para saber si está navegando una persona o una aplicación automatizada. También para identificar si se trata de un usuario registrado o una persona anónima. Estas pueden ser utilizadas, por ejemplo, para iniciar sesión en una página web como cliente de manera más sencilla.
  • Cookies publicitarias: Son las que recopilan la información para hacer uso de ella con fines comerciales. Estas cookies son las responsables de que la publicidad que se muestra al usuario le resulte más relevante, ya sea dependiendo de la ubicación, del género, de las páginas visitadas inmediatamente antes de entrar al portal…
  • Cookies analíticas: La información que se recopila se utiliza con fines analíticos. No es identificativa ni publicada en lugares públicos.

En este sitio web se hace uso de cookies propias y cookies de terceros —aquellas que pertenecen a entidades externas a la web y que son necesarias para prestar algunos de los servicios que hay en ella—.

Qué cookies utilizamos en este portal de criptomonedas

Nuestro portal especializado en criptomonedas hace uso de dos modalidades de cookies y sus correspondientes subtipos. Estas son las cookies propias y las cookies de terceros. Te recordamos, así mismo, que en esta página web puedes encontrar cookies de redes sociales, debido a la incorporación de los plugins de las mismas —para que se instalen en el navegador será necesario compartir el contenido desde nuestro sitio en cada una de la plataforma—. A título informativo se indican cuáles son:

Cookies propias

Estas son las cookies más comunes, aquellas que obtienen información gracias a la cual se puede saber si navega una persona o un sistema automatizado, si la persona es anónima o ya se ha registrado, cuáles son las preferencias del usuario con respecto al contenido… Las mismas se envían y se instalan directamente en el navegador del ordenador o en el dispositivo móvil, además son gestionadas únicamente por nuestra web. Esto significa que su uso queda limitado exclusivamente a mejorar la experiencia del usuario durante la navegación. Cuando hablamos de cookies propias nos referimos a aquellas que sirven para el inicio de sesión, pero también para la personalización de los contenidos, para la configuración de las preferencias —como el idioma y la región— y para la seguridad. En este último caso, se encuentran las cookies que detectan amenazas, por ejemplo, cuando se inicia sesión desde otro navegador o dispositivo móvil distinto al habitual. 

Cookies de terceros

Son las cookies que pertenecen a terceros y se instalan en el navegador del usuario por hacer uso de sus servicios en nuestro portal web. La información que se recopila en este caso tiene que ver con el idioma o país, pero también con la dirección IP, el número de páginas que han sido visitadas, el tiempo que pasa el usuario en la web, el navegador empleado o el dispositivo desde el cual accede al portal y otras cuestiones. El uso de las cookies de terceros tiene meramente fines informativos y analíticos, así como para estudiar la interacción del usuario con la web. Utilizamos, en este caso, cookies de WordPress —debido a nuestras herramientas y aplicaciones para ofrecer los servicios de la web—, cookies de Google y cookies relacionadas con los programas de afiliados. Las cookies de las redes sociales son, también, cookies de terceros.

Mecanismos para limitar las cookies que se instalan en el navegador

Las cookies pueden configurarse en función del tipo de información que quiera facilitar el usuario. Este tiene la posibilidad de gestionar las cookies de acuerdo a sus preferencias personales, lo que implica la aceptación de todas las cookies, la aceptación de cookies específicas o el rechazo de estas —y la aceptación únicamente de las que son obligatorias—. Este procedimiento puede ser manual o automático (si utiliza un programa externo). En el primero de los casos, el usuario debe configurar cada navegador según sus preferencias y la información que quiera proporcionar. Debe tener en cuenta, así mismo, que los navegadores ofrecen la opción de aceptar siempre las cookies, preguntar antes de aceptar las cookies y rechazar siempre las cookies. 

Dependiendo del navegador que se emplee, como es el caso de Google Chrome, Safari, Mozilla o Explorer, el usuario podrá entrar en detalle y especificar qué cookies quiere aceptar y cuáles no, pero también podrá elegir si quiere rechazar cookies de terceros o aceptar cookies no persistentes. Estas últimas son las que se eliminan una vez que el navegador ha sido cerrado. Otra de las opciones a disposición del usuario es la de rechazar cookies de determinados dominios e, incluso, ver y borrar cookies de manera individual. En resumen, el usuario puede:

  • Aceptar todas las cookies.
  • Rechazar todas las cookies.
  • Aceptar solo algunas cookies.
  • Rechazar cookies de terceros.
  • Rechazar cookies persistentes.

Para obtener más información sobre cómo eliminar cookies puedes visitar los siguientes enlaces de configuración de cada navegador:

Bloquear cookies con aplicaciones externas

Existen otras formas de controlar o gestionar las cookies, para ello se debe hacer uso de aplicaciones y programas de terceros o programas externos a la configuración que ofrece cada navegador. Estos softwares deben instalarse como complementos en el navegador o como aplicaciones de escritorio. Una de las más utilizadas para ello es Do Not Track. Con esta se puede evitar cualquier rastreo por parte de las cookies —ya sean propias y/o de terceros—. Ahora bien, la forma para activar la aplicación varía dependiendo de cada navegador. Es importante tener en cuenta, no obstante, que la eliminación o bloqueo de las cookies puede interferir en la calidad del contenido que se muestra al usuario, así como afectar al funcionamiento de algunos de los servicios que se proporcionan —los cuales pueden verse mermados o simplemente dejar de aparecer— y, en definitiva, empeorar la experiencia de navegación. Lo más recomendable siempre es que el usuario proceda a la aceptación de las cookies que necesita para la utilización de los servicios de terceros y propios.